martes, 28 de octubre de 2008

Urko Suaya



Cuando ves el trabajo de gente como Urko te preguntas si abrir un bar o meterte de lleno ya en la fotografía. Y es que, además de haber trabajado para firmas como Dior, Revlon o Kenzo, entre otras muchas, sus trabajos de desnudos son de una belleza insultante.

La utilización maniquea del cuerpo de la mujer con fines comerciales me repugna; vaya eso por delante. Pero hay que reconocer que en determinadas campañas este uso está más que justificado por los resultados y el trabajo invertido. Pues bien, en los desnudos que Urko fotografía no existe ese interés mercantilista, sólo una sublime búsqueda de la belleza latente en todos los rincones del cuerpo de la mujer, y esa búsqueda por encima de cualquier interés, convierte su fotografía en arte y la contemplación del mismo en deleite.




2 comentarios:

Anónimo dijo...

puse a abrir tu blog y me olvide por completo... al rato minimizo una ventana...y....ZAS!.
un poco mas y me muero del susto. vaya tipas, pero sobretodo vaya fotos. despues de verlas uno solos se siente con fuerzas de echar fotos en bodas y bautizos.


abrazos desde la capital del reino!

Dr. Infernus dijo...

Ya, yo ya he cambiado la cámara por un album de cromos y un paquete de regalices. Jaja.

Si eres quién creo, un abrazo muy fuerte niño, ya me contarás que tal ha ido la operación de incursión.

Y si no eres, un abrazo igualmente.