miércoles, 28 de mayo de 2008

MUTO

Una amiga me envió la semana pasada esta animación stop-motion que utiliza muros de Buenos Aires y pintura plástica en lugar de acetatos o fotogramas de flash.



El autor es un artista urbano argentino que se hace llamar blublu. Y entre las pequeñeces que ha realizado ultimamente además de este video, está el encargo de pintar una de las fachadas de ladrillos de la Tate Modern (junto con otros cinco artistas internacionales entre los que se encuentra Sixeart de Barcelona).

El video es entrañable e inquietante a partes iguales. Ejecución larga, costosa y muy bien resuelta. Felicitaciones expresas a Andrea Martignoni por la música. Bravo, aunque quizá lo que más me ha gustado de todo ha sido que Blublu, en su blog, intenta contestar de manera abreviada a todas las comunicaciones que le han llegado a partir de la publicación del vídeo. En general da las gracias a todos y a los que le han requerido para hacer un anuncio les dice: NO THANKS.

3 comentarios:

Fantômas dijo...

Copado.

elaine dijo...

Diiiioooooos!!
Copado, NO
RECOPADISIMO
es increiiiibleee

¬¬
le odio.
MUCHO

y también odio mucho el sketchbook de su web...

ggggr!!!!

Dr. Infernus dijo...

Ja, ja, ja, que sana es la envidia cuando es compartida.

Grrrrr. Yo tambien le odio.

Ios·