viernes, 16 de mayo de 2008

El Decapitador de Shoreditch



La evolución lógica del artista urbano debería orientarse hacia la protesta irónica. Esa es mi idea al menos. Banksy estuvo durante años removiendo conciencias a base de buen humor y puro arte, y ahora le toca el turno a otro misterioso personaje que ha comenzado a atentar contra ciertos soportes publicitarios en el área metropolitana de Londres, concretamente en el distrito de Shoreditch.

Quiza no tiene el ingenio de Banksy, pero es indudable que le sobra descaro, técnica y buen humor. La gran ventaja que tiene a su favor este personaje, es que, dentro del espectro contracultural, lo que hace tiene mayor eco pues atenta contra el establishment capitalista (David Beckham, KFC, High School Musical) pero lo hace usando un lenguaje fresco, salvaje y a mi juicio, no conductivo.

Echad un vistazo a su trabajo y comprobaréis que tiene además un cierto aire inquietante. ¿Estaremos asistiendo a un juego preliminar al auténtico crimen de un Che Guevara en versión serial killer? Sí es así, espero que empiece por Victoria... y que empiece por los tobillos.

1 comentario:

Fantômas dijo...

Buen blog che! Te invito a darte una vuelta por mi blog.

fantasmavelez.blogspot.com

Un abrazo.