lunes, 23 de febrero de 2009

The Aad Studio

Uno de los escollos a los que todo estudio, diseñador o director se presenta a la hora de contruirse su portfolio, es determinar su estilo de trabajo. Algunos destacan por dotar de personalidad a cada uno de los trabajos que realizan y venden precisamente eso, individualidad, exclusividad; el resto venden precisamente todo lo contrario. Identifican cuales son los requerimientos especiales de cada trabajo y sacrifican sus inquietudes personales en favor del resultado requerido por el briefing o mercado (no siempre coinciden ¿verdad?).

The Aad Studio de Dublin son un perfecto ejemplo de esto último. Trabajan todos los nichos de la publicidad sin especializarse en ninguno pero dominando todos y lo hacen con una única premisa básica, cumplir los objetivos de la campaña. Lo paradójico de todo es que su baseline reza: Art & Design. Complicado.





1 comentario:

Gohan dijo...

Como dices, polivalencia en estado puro. Gran trabajo.